Los problemas para el Skoda Kodiak continúan. Parece ser una continuación del caso dieselgate del grupo alemán.

EL reclamo de Skoda era un equipamiento del modelo Sportline que en verdad no se incorpora. Así, propietarios llamados por el equipamiento anunciado pagaron una sobrevaloración por un equipamiento ficticio anunciado a través de la plataforma oficial SKODA, lo cual supone un engaño y un fraude comercial de la marca.

A modo de ejemplo,  nos encontramos que el modelo Sportline incorpora según promoción de la marca en lo medios especializados e igualmente, en la plataforma oficial SKODA Kodiak:  1) Asientos calefactables.  2) volante térmico.  3)  cargador móvil inalámbrico.  4) conexiones 230 y puerto Usb-C Traseros. 5)  Asistencia aparcamiento automático y, 6) Suspensión adaptativa DCC. Nada de esto es verdad.

Pues bien, los clientes que adquirieron la citada versión del citado modelo con dicha publicidad consideran un fraude clamoroso por publicidad engañosa ya que elementos ESTÁNDAR anunciados,  en realidad están ausentes.   

La ineficacia del servicio de atención al cliente es pasarse la pelota de unos a otros pues se desentienden del problema por lo que algunos propietarios ya han presentado demanda judicial. 

Los juzgados esperan una casada de demandas si la marca no atiende las quejas de los propietarios que a buen seguro derivará en un segundo caso del dieselgate en España. Daños y perjuicios que los clientes no están obligados a soportar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido